Ir al contenido

CÓMO SE CREÓ LA SENSACIÓN GLOBAL «EL JUEGO DEL CALAMAR»

CÓMO SE CREÓ LA SENSACIÓN GLOBAL «EL JUEGO DEL CALAMAR»

Adéntrate en la producción de esta serie de éxito viral

El juego del calamar está conquistando al mundo con su cautivadora historia sobre un grupo personas desesperadas que aceptan participar en misteriosos juegos infantiles. Y, aunque el éxito de la serie parece haber llegado en un instante, el camino hacia su realización fue largo y difícil para el creador y director Hwang Dong‑hyuk. Descubre el detrás de cámaras de El juego del calamar.

El comienzo

En 2008, el director Hwang Dong‑hyuk concibió la idea por primera vez y comenzó a escribirla. Él cuenta: «Era el año 2008, justo después de mi debut. En esa época, solía frecuentar las tiendas de cómics. Leía muchos cómics y pensé en crear algo similar a una historia de cómic en Corea. En 2009, ya tenía el guion terminado». Como director de cine, Hwang Dong‑hyuk había planeado en un inicio que El juego del calamar fuera una película.

Un viaje con muchos desafíos

A pesar de que ya tenía listo el guion inicial de El juego del calamar en 2009, Hwang Dong‑hyuk debió guardar la idea en el cajón y dedicarse a sus exitosas películas Silenced (2011); Miss Granny (2014), y The Fortress (2017) antes de que llegara la oportunidad de crear la serie. El director reveló: «En ese momento, la historia sonaba muy desconocida y violenta. Hubo quienes me dijeron que era demasiado compleja y que no era comercial. No pude conseguir el financiamiento suficiente, y el proceso de selección del elenco no fue fácil. Me sumergí de lleno en el proyecto durante casi un año, pero tuve que ponerlo en pausa en aquel momento».

Unos diez años después

Tuvieron que pasar unos diez años desde que Hwang Dong‑hyuk concibió la idea de El juego del calamar para que finalmente pudiera comenzar a trabajar en el proyecto y verlo cobrar vida. Nos cuenta: «Gracias a Netflix, no hubo límites. Me dieron toda la libertad creativa para trabajar de la forma que quería». Así, el director convirtió su historia en la serie que hoy tiene cautivada al público global.

La intención detrás del arte

Uno de los aspectos que más se destacan a nivel visual en la serie es la estética particular y colorida que la distingue de otras historias de supervivencia. La directora de arte Chae Kyoung‑sun cuenta: «Confeccionamos los lugares y las imágenes de forma que hicieran reflexionar sobre las intenciones ocultas de El juego del calamar en nuestra realidad». Los sets a gran escala y los colores vibrantes transportan al público a un mundo realista con un toque de fantasía.

Juegos infantiles simples

El director Hwang Dong‑hyuk eligió de forma deliberada juegos infantiles fáciles de entender y con los que nos identificamos. Sin embargo, los detalles detrás de los juegos dejan claro el nivel de planificación que implicó cada ronda. Por ejemplo, el primero es «Luz roja, luz verde», un juego que la mayoría de la gente conoce. La robot se inspiró en una niña de libros de texto infantiles, lo que hace a la escena incluso más impactante a medida que la diversión de la infancia se transforma en una desgarradora lucha por sobrevivir.

Un retrato de las emociones más realistas

Los enormes sets ayudaron a los actores a generar emociones realistas. El director Hwang Dong‑hyuk dijo: «Traté de estimular una atmósfera al estilo de los patios de recreo reales, de manera que los actores pudieran sentir que de verdad estaban haciendo algo allí. Pensé que ese tipo de sets podrían darle un mayor sentido de realidad a la interpretación por parte de los actores». La yuxtaposición de una necesidad urgente de supervivencia ambientada en un patio de recreo infantil e inocente es algo sobrecogedor y, a la vez, emocionante.

Evocación a la nostalgia

Uno de los sets que tomó más tiempo en crearse es una réplica de los típicos callejones de los barrios coreanos en los años setenta y ochenta. El actor Park Hae‑soo comentó: «El patio se sentía tan real, como los callejones de años atrás. Era como estar frente a casas del pasado. Me dio una extraña sensación de nostalgia y tensión». El actor Heo Sung‑tae también elogió al equipo de arte por su atención al detalle y mencionó que incluso esparcieron tierra en varios puntos de los callejones.

Una historia universal y coreana

Todos estos aspectos se combinan para crear una historia que es a la vez universal y coreana. La mayoría de los juegos infantiles son ubicuos y otros son exclusivamente coreanos. Las emociones humanas y las luchas por las que atraviesan los personajes resonarán en muchas personas de todos los países. El director Hwang Dong‑hyuk comentó: «Se trata de un juego de supervivencia con elementos de entretenimiento y drama humano».

La entrega de un mensaje conmovedor

La serie muestra la naturaleza humana y cómo cambiamos cuando dejamos la infancia y nos convertimos en adultos, en este caso mostrando que reviven los juegos infantiles. El director Hwang Dong‑hyuk compartió: «Quise escribir una historia que expresa una alegoría o una fábula sobre la sociedad capitalista moderna, que retrata una competencia extrema, algo así como la competencia extrema que es la vida». Sin embargo, no todo en ella es deprimente, ya que vemos a los personajes aferrarse a su humanidad y esperanza. La crítica sobre la naturaleza humana y la sociedad definitivamente invita a la reflexión.

Para disfrutar más detalles del detrás de cámaras, consulta la featurette aquí y ¡ve El juego del calamar, solo en Netflix!

Acerca de Netflix

Netflix es el principal servicio de entretenimiento por streaming en el mundo. Con una presencia que supera los 190 países, más de 209 millones de personas con membresías de pago disfrutan series, documentales y películas en una variedad de géneros e idiomas. Los miembros de Netflix pueden ver lo que quieran, cuando quieran, en cualquier pantalla conectada a internet, y pueden reproducir, pausar y reanudar un título, sin publicidad ni compromisos.